SPA

Blackjack Online

El blackjack es un juego de casino muy popular. Aunque requiere de suerte, es principalmente un juego de probabilidades y uno de los pocos que requiere de bastante habilidad. Por eso, si quieres ganar, es importante que entiendas cómo jugarlo.

Historia del juego

El blackjack existe desde hace mucho tiempo y es una evolución de un juego llamado “veintiuno”, el cual se cree que fue inventado durante el siglo 17. Vale la pena señalar que este juego se mencionó por primera vez en el siglo 17 en los escritos de Miguel de Cervantes, el famoso autor español. Sin embargo, esto no significa necesariamente que el juego no haya existido desde antes.

En el siglo 18, el blackjack se introdujo en los casinos franceses donde era conocido como “Vingt-et-un” o “veintiuno”. Se volvió un juego muy popular. 

En algún punto, un jugador recibía una recompensa especial si tenía una jota negra (black jack) y un as de picas. De allí proviene el nombre del juego, a pesar del hecho de que, con el paso de los años, esta regla fue descartada. 

Cómo jugar blackjack clásico o estándar

El objetivo del blackjack es conseguir 21 puntos, o tener más puntos que el crupier. Sin embargo, si te pasas de 21 puntos pierdes automáticamente. Cualquier mano por encima de 21 se llama “Bust”.

A las cartas se les asignan los puntos basándose en su número, sin importar el palo y el color. De ese modo, un 2 de picas vale 2 puntos, al igual que un 2 de corazones vale 2 puntos.

Las cartas con figuras tienen todas un valor de 10 puntos, excepto el As que vale 11 puntos o 1 punto, dependiendo de las otras cartas que tengas. Una combinación de un As y una carta de 10 puntos es una victoria automática y se conoce como blackjack natural.

En el blackjack tradicional al comienzo recibes dos cartas y el crupier recibe dos cartas, puede ser una boca arriba y otra boca abajo o las dos boca abajo, dependiendo del estilo de juego. 

Luego puedes pedir otra carta o esperar, esto se llama plantarse. Si la carta visible del crupier tiene un valor de 10 puntos y, después de haber decidido plantarte, descubres que el crupier tiene blackjack, habrás perdido a menos que también tengas blackjack. Si ambos tienen 21 puntos, se considerará un empate y recibirás tu apuesta de vuelta. 

Dividir una mano

Si recibiste un par durante la primera repartición de cartas, tienes la opción de dividirlas. Básicamente esto implica crear dos manos diferentes con cada carta par como base. Entonces recibirás otras dos cartas, una para cada mano.

Las veces que puedas dividir dependen de la variación del juego. 

Doblar y pedir

Si el valor en puntos de tus cartas es de 9, 10 u 11, puedes doblar y pedir, esto significa duplicar tu apuesta a cambio de otra carta. 

Cuándo y cómo puedas doblar y pedir depende de la variación del juego en curso. En algunas variaciones, no puedes doblar y pedir después de dividir, mientras que en otras, puedes doblar tu apuesta sin importar el total.

Apuesta de seguro

Cuando la carta boca arriba del crupier es un As, puedes hacer una apuesta de seguro. Esta es una apuesta independiente del juego diseñada para protegerte si el crupier tiene blackjack. Aunque perderías la apuesta principal, recibirás un pago de 3:2 con la apuesta de seguro. Ten en cuenta que estadísticamente hablando, la apuesta de seguro usualmente funciona a favor del casino.

Surrender

En algunas variaciones de blackjack, tienes la opción de retirarte después de haber recibido las cartas iniciales. En este caso, recibirás la mitad de tu apuesta de vuelta. 

Tipos de blackjack 

Como indicamos anteriormente, hay bastantes tipos diferentes de blackjack. Cuando se trata de casinos en línea, tienes la opción de jugar versiones en video o en vivo del juego.

Las dos se diferencian en la manera en la que se reparten las cartas. Así, con el video blackjack, el crupier es un ordenador, lo que significa que las cartas se generan aleatoriamente. Con el blackjack en vivo, hay un crupier humano que baraja las cartas y las reparte manualmente. 

En términos de jugabilidad, hay dos estilos de blackjack diferentes y bastantes variaciones.

Blackjack europeo y americano

Los dos estilos principales de blackjack son el europeo y el americano. En el blackjack europeo, el crupier se reparte una carta y la pone boca arriba sobre la mesa. Luego reparte otra carta solamente hasta que hayas completado tu mano.

Por otro lado, en el estilo americano de blackjack, el crupier recibe 2 cartas, una se pone boca arriba y la otra permanece boca abajo. Si la carta que puede verse es un As, el crupier revisa la segunda carta boca abajo. Si tiene un valor de 10, el crupier revela la carta para completar el blackjack. 

Si la carta tiene otro valor, el juego continúa y el crupier revela la carta boca abajo cuando sea su turno de pedir o plantarse. 

Variaciones de blackjack

Hay bastantes variaciones diferentes de blackjack con diferentes reglas para el crupier y/o el jugador. Sin embargo, ten en cuenta que un casino siempre se asegurará de que las reglas usadas estén a su favor. Las variaciones más conocidas de blackjack incluyen:

Blackjack Switch

En el blackjack switch, juegas dos manos al mismo tiempo. Puedes cambiar la segunda carta que recibas entre tus dos manos para aumentar tu probabilidad de ganar.

Si las cartas del crupier suman 22, el juego se considera un empate y recibes tu apuesta de vuelta. Esto es diferente al blackjack clásico, donde generalmente ganarías.

Asimismo, en esta versión del juego, el pago es de 1:1 en vez de 3:2, lo cual es la norma en las reglas estándar.

Vegas Strip

En el Vegas Strip, se usan cuatro barajas de cartas. Tienes permitido dividir un par de ases, pero sólo una vez. Sin embargo, tienes la opción de doblar y pedir en cualquiera de las dos cartas. No obstante, si divides perderás tu seguro.

Una vez que hayas dividido dos cartas, solamente puedes duplicar tu apuesta si la división se hizo entre dos ases. Si tienes 21 después de dividir, las reglas no lo consideran blackjack. Asimismo, si divides dos ases, solo podrás recibir otra carta más, sin la opción de recibir cartas adicionales.

Blackjack de doble exposición

Con el blackjack de doble exposición, ambas cartas del crupier se ponen boca arriba, facilitando todo para el jugador. Sin embargo, hay otras reglas implícitas que compensan esta ventaja del jugador.

Por lo tanto, si empatas con el crupier, pierdes. Asimismo, el pago es solo de 1:1. Por último, solamente tienes la opción de dividir una sola vez.

Pares perfectos

En los pares perfectos, aplican las reglas estándar. Sin embargo, también puedes hacer una apuesta paralela a lo que se conoce como pares perfectos. Ganas únicamente si las dos primeras cartas que recibes crean un par, sin importar las cartas que sean. Ganarás más dinero si el par es del mismo color, y el pago más alto se da cuando las cartas son del mismo palo. 

Otros tipos de blackjack

Hay docenas de variaciones de blackjack. Algunas como el 21 español y el Pontoon, se juegan con seis u ocho barajas de cartas, pero se quitan todas las cartas número 10, dejando 48 cartas por baraja.

Otras, como el Super Fun 21, requieren una sola baraja y, aunque se usan las mismas reglas del blackjack estándar, tiene diferentes estructuras de pagos.

Independientemente del tipo de blackjack que juegues, es un juego muy divertido con el potencial de conseguir buenas ganancias. Si bien el blackjack requiere cierto nivel de habilidad, lo cual significa que tendrás una mejor ventaja sobre el casino (mayor que al jugar tragamonedas), no es un juego que te hará rico. 

Siempre y cuando lo consideres como un sencillo pasatiempo divertido, descubrirás que es un juego emocionante que puede mantenerte ocupado por mucho más tiempo que otros juegos de casino.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.