SPA

Cómo jugar Blackjack

El blackjack es uno de los juegos de mesa más jugados en el mundo, sus orígenes se remontan a varios cientos de años atrás. Su simplicidad en términos de reglas, junto con una posibilidad relativamente alta de ganar cada mano jugada, lo han convertido en un juego muy popular en todo el mundo. Las probabilidades de ganar en el blackjack son casi del 50% (generalmente se indica entre el 46-48%). El motivo por el que no es un 50/50 exacto se debe a que el jugador siempre empieza primero, lo que significa que hay una posibilidad de que pierda por exceder la puntuación máxima, sin que el crupier haga nada. Aquí, encontrarás todo lo que necesitas saber sobre las reglas del blackjack y cómo jugar.

Reglas básicas del Blackjack

El objetivo principal del blackjack es estar tan cerca de 21 como sea posible. Cuanto más cerca estés, más posibilidades tienes de ganarle al crupier, quién también estará intentando estar cerca de 21. Pero si te pasas de 21, pierdes. También existe la posibilidad de un empate – cuando obtienes la misma puntuación del crupier. Esto se conoce como “empuje” o “push”.

Para jugar blackjack, necesitas varias barajas de cartas – el número más común de barajas es seis, pero este número puede variar entre una y ocho. A cada jugador se le reparten 2 cartas al inicio, con el objetivo de sumar los valores de esas cartas juntas, después el jugador decide si quiere pedir cartas adicionales para llegar lo más cerca de 21 que sea posible. Los jugadores pueden continuar pidiendo cartas hasta que decidan quedarse con su puntuación, llegar a 21 o hasta que su puntuación se pase de 21 y pierdan. 

En un casino, te sientas en una mesa con hasta otros 6 jugadores, el crupier se hace frente a ti. Todos estarán jugando contra el crupier – no contra los demás. Se juega de izquierda a derecha, luego el crupier tiene su turno al final. Si le ganas al crupier, ganas el dinero – generalmente con una proporción de 1:1. Entonces €50 euros regresan €50 euros (una recompensa de €50 tu apuesta de €50). 

La única excepción a esto es si el jugador tiene “blackjack”, que es 21 con 2 cartas (un As y un 10 o una carta con figura), cuando la proporción de pago más usada es 3:2. Encontrarás que esta proporción está indicada claramente antes de comenzar a jugar. 

Por lo general encontrarás que la apuesta mínima es de €5 euros y la máxima de €500 euros. De nuevo, esto varía dependiendo de dónde juegues, pero esta es la más común.

Valores de las cartas

Entonces ¿cómo empiezas a armar tu puntuación de 21? Bien, las cartas numeradas valen la cantidad que representan (un 3 vale 3, un 6 vale 6) y las Jotas, la Reina y el Rey – llamadas cartas con figuras – valen 10. Esa es la parte fácil, lo que nos deja con el As. Un As vale o 1 o 11, dependiendo de la elección del jugador o lo que sea matemáticamente posible, ya que la puntuación no debe exceder 21.

Veamos un ejemplo. Si tienes un As y un 7, la puntuación puede ser 8 o 18 – tú eliges. Si decides continuar y recibes un 4, el As automáticamente se convierte en 1 y la puntuación total será 7 1 4 = 12. Por supuesto tener un As al comienzo te pone en una posición ventajosa al tomar cartas ya que tienes un seguro para revertir el As a una puntuación de 1 si recibes una carta alta. Pero seguiremos con las tácticas unos párrafos más adelante.

Cómo hacer una apuesta

Al comenzar, verás tus opciones de apuesta, generalmente en forma de fichas virtuales debajo de la pantalla. En el blackjack, apuestas antes de repartir las cartas, entonces decide cuánto quieres apostar, luego haz clic en “Repartir” cuando estés listo. También podrás ver en la pantalla cuáles son las cantidades mínimas y máximas que puedes apostar. Si eres nuevo en el blackjack en general, o si estás usando un nuevo sitio, siempre es mejor comenzar con poco y familiarizarte con el entorno antes de aumentar la cantidad cuando ganes confianza. 

Cómo funciona el blackjack en el juego
Al inicio, el crupier le reparte a cada jugador dos cartas boca abajo. El crupier también se reparte dos cartas para él, con una carta boca arriba. Recuerda que los jugadores ganan si tienen una puntuación superior a la del crupier, pero que no exceda de 21. Los jugadores observan sus cartas y pueden decidir si quieren pedir otra carta, quedarse con lo que tienen, o retirarse. El juego avanza de izquierda a derecha, así cada jugador tiene su turno antes de que el crupier juegue.

Recuerda: ¡Sólo estás jugando contra el crupier!

Puedes retirarte, dándote por vencido en el juego, sólo antes de recibir cartas adicionales y con esto te devuelven la mitad de tu apuesta. 

Los jugadores pueden pedir cartas adicionales hasta que lleguen a 21, pueden exceder este valor (perdiendo automáticamente) o pueden quedarse con lo que tienen. Una vez que los jugadores han tenido sus turnos, el crupier revela su segunda carta y juega con las mismas reglas. La única excepción a esto es la regla “17”, donde el crupier no puede tomar otra carta después de que su puntuación llegue a 17. En cambio, tiene que tomar otra carta si su puntuación es 16 o menos. Esto le da menos flexibilidad.

Una vez que el crupier ha terminado, se comparan las puntuaciones y se dan los pagos si hay un jugador ganador. Si un jugador tiene la misma cantidad que un crupier, esto es un empate – llamado empuje o push – y la apuesta original se regresa.

Apuestas de seguro

Si la carta boca arriba del crupier es un As, los jugadores pueden hacer una apuesta de seguro, la cual se paga en una relación de 3:2 si el crupier tiene “blackjack”, pero la apuesta original se pierde automáticamente.

División

La otra regla que afecta a un jugador es la regla de “división”. Si las dos cartas iniciales de un jugador son iguales (dos 6 o dos reyes, por ejemplo), el jugador puede elegir si quiere dividirlas y recibir cartas acompañantes extra por cada carta original. Esto efectivamente le da al jugador dos oportunidades de ganar con dos manos diferentes, aumentando de esa manera sus probabilidades. Si el jugador recibe una carta que es del mismo valor de las cartas originales, existe una posibilidad de una división posterior, pero las reglas varían según el lugar así como la cantidad de divisiones múltiples que pueden efectuarse por juego.

Doblar la apuesta

Si un jugador encuentra que sus dos primeras cartas suman 9, 10 u 11, puede optar por doblar la apuesta. Esto duplica la apuesta pero significa que el jugador sólo puede recibir una carta adicional. Esto aumenta el riesgo de terminar con una baja puntuación (si doblas la apuesta con un 9 pero recibes un 2, estarás atascado con un 11 como puntuación total), pero también reconoce la posibilidad de recibir una carta que valga 10 puntos, o un As. 

Terminología

Hay varias palabras que necesitas recordar cuando estés jugando blackjack. Aquí hay una lista útil de la terminología que puedes encontrar.

Hit (Pedir) – Pedirle otra carta al crupier
Stick / Stand (Plantarse) – Elegir no tomar otra carta
Bust (Pasarse) – Cuando se toma una carta y ésta hace que la puntuación pase de 21

Push (Empuje) – Esto significa que el jugador tiene la misma puntuación del crupier, por lo que se le devuelve la apuesta original
Split (División) – Cuando las cartas iniciales son iguales (dos 6, dos Jotas), el jugador puede elegir si desea dividirlas y comenzar dos manos. El jugador recibe una carta por cada nueva mano y efectivamente duplica sus posibilidades de ganar

Double Down (Doblar la apuesta) – Doblar la apuesta original y aceptar otra carta
Surrender (Retirarse) – Decidir rendirse antes de jugar, a cambio se recibe el 50% de la apuesta original de vuelta
Soft hand (Mano blanda) – Cuando el total incluye el uso de un As o un 11
Blackjack – Tener 21 con sólo dos cartas; un As y una carta con figura o un 10. La recompensa por el blackjack usualmente es un pago de 3:2.

Consejos

Por supuesto, el blackjack es un juego de una probabilidad considerable. No puedes influenciar las cartas que recibes tú o el crupier, y si estás jugando en línea, no puedes intentar el conteo de cartas. Pero hay algunos consejos que puedes seguir que inclinarán las probabilidades ligeramente a tu favor. Aquí están los tres mejores.

1. Usa la mano del crupier como una pista
Usa tu sentido común. Si el crupier tiene entre 2 y 6, todavía no tiene una mano competitiva. Esto significa que existe una buena posibilidad de que tome otra carta y después pierda. En esta situación, puedes plantarte y quedarte con un total más bajo. Por otro lado, si el crupier tiene 9, 10, una carta con figura o un As, quizás estés frente a una mano fuerte y deberías intentar conseguir algo más alto.

2. Ases altos

Si ves que el crupier tiene un as, piensa en alcanzar tu apuesta de seguridad. Recuerda que hay 4 tipos de cartas que puede tener para lograr un blackjack – 10, Jota, Reina, Rey – eso son 16 cartas posibles.

3. División

Piensa antes de dividir. Si tienes dos 5 y divides, habrás desperdiciado una buena oportunidad de tener 20 tomando una carta con figura o un 10 después, y un 21 si tomas un As – entonces no lo hagas. En cambio, siempre divide si tienes dos ases. ¡Esas son 2 oportunidades de tener blackjack!

Primeros pasos

Hay muchos casinos en línea que ofrecen blackjack para principiantes. Si apenas estás comenzando, busca apuestas bajas y una alta bonificación de bienvenida. También hay muchos juegos gratuitos de blackjack con los que puedes practicar un poco antes de comenzar a hacer apuestas reales. Si realmente estás pensando en jugar blackjack, entonces esta sería una buena opción para ti. 

Y recuerda: si bien dividir, doblar la apuesta, retirase y usar ases son reglas adicionales a las que tienes que acostumbrarte, la formula básica del blackjack es fácil de aprender y recordar y esto hace que el juego sea un excelente punto de partida para aquellos que son nuevos en las apuestas en línea. ¡Entonces conéctate y dale una oportunidad!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.