SPA

Cómo jugar máquinas tragamonedas

Tienen muchos nombres – máquina tragamonedas, tragaperras, máquina de frutas, máquina de casino, entre otros. Sin importar qué nombre uses, las tragamonedas siguen siendo uno de los juegos de casino más populares del mundo. La idea detrás de las tragamonedas es simple. Presiona un botón y mira cómo giran tres o más carretes que muestran una serie de símbolos. Si un carrete muestra la misma imagen ganadora en toda la línea de pago, serás un ganador. Algunas imágenes solas también son victorias automáticas. Tu pago depende de los símbolos que caigan en la línea de pago.

Principios básicos de jugar con tragamonedas

No es un secreto la razón por la que las tragamonedas se convirtieron en un gran negocio en los casinos de todo el mundo. Son fáciles de jugar, hay mucha variedad, las apuestas mínimas son asequibles y hay posibilidad de ganar mucho incluso con pequeñas apuestas. 

Aunque las tragamonedas pagan significativamente menos que los juegos de mesa, siguen siendo una buena opción para los apostadores de todos los niveles de habilidad gracias a su facilidad de uso. Prácticamente no hay curva de aprendizaje y pocas estrategias para aprender. Solamente inserta tu moneda, presiona un botón o jala la palanca y espera hasta que los carretes dejen de girar para ver qué símbolos caen en la línea de pagos. 

Puede ser difícil encontrar un juego de mesa que tenga una apuesta mínima de menos de $5, haciendo que juegos como el bacará o la ruleta sean menos llamativos para los apostadores con menos dinero. Sin embargo, las máquinas tragamonedas les dan a los apostadores la oportunidad de jugar por mucho menos dinero. Las máquinas tragamonedas pueden jugarse con apenas un centavo por giro. A ese precio, puedes jugar durante toda una hora y gastar apenas unos cuantos dólares.

No obstante, ten en cuenta que cuanto menos apuestes, menos oportunidad tienes de ganar. El jackpot principal en la mayoría de estas máquinas es hasta 1.000 veces la cantidad que apuestes. Esto significa que si sólo apuestas un centavo en un giro, el jackpot te pagará sólo $10 dólares. Pero si aumentas tu apuesta a $1 dólar y le das al jackpot, tu pago se aumentará a $1.000 dólares. 

Si bien es bastante fácil ganar pequeñas cantidades jugando a las tragamonedas, es aún más fácil perder. En promedio, puedes esperar perder unas 50 veces la cantidad que apostaste en cada giro. Sin embargo, la cantidad que pierdas también depende de la velocidad con la que juegues. Es fácil jugar rápido cuando estás jugando con tragamonedas, pero jugar más despacio puede reducir tus pérdidas. 

Tipos de máquinas tragamonedas

Si eres nuevo en las tragamonedas, quizás no puedas diferenciar una máquina de otra. Aunque la mayoría de estas máquinas siguen las mismas reglas básicas, pueden variar de manera significativa en términos de apuestas mínimas y pagos. Las tragamonedas modernas van desde las clásicas máquinas de tres carretes y solo monedas hasta complejas máquinas multimoneda con pantalla de video táctil.

Los tres tipos principales de tragamonedas incluyen:

1. Tragamonedas progresivas

Las máquinas tragamonedas progresivas funcionan de manera similar a las otras tragamonedas. Sin embargo, éstas les ofrecen a los jugadores la oportunidad de ganar un jackpot. Aunque el jackpot generalmente es una cantidad fija en la mayoría de las tragamonedas, las progresivas son diferentes porque el jackpot aumenta cada vez que los carretes giran. Además, las tragamonedas progresivas a menudo están enlazadas con otra, lo que significa que cuantas más personas jueguen, mayor es el jackpot.

2. Tragamonedas con multiplicador

Con las tragamonedas multiplicadoras, los jugadores tienen la posibilidad de ganar mucho multiplicando sus ganancias al doble, el triple o incluso 100 veces o más. Hay diferentes maneras de activar los multiplicadores. En algunos casos, las victorias se multiplican durante un juego normal. Otras veces, se activan durante rondas de bonificación o giros gratis.

3. Tragamonedas en video

Hoy en día las tragamonedas en video generalmente tienen cinco carretes que permiten más símbolos y líneas de pago. Con más líneas de pago, los jugadores pueden aumentar su apuesta y mejorar sus probabilidades de un pago mayor. Estas máquinas también son digitalizadas, lo que significa que los carretes se ven en una pantalla de video y puedes presionar un botón en la pantalla táctil en vez de jalar una palanca. 

Jugabilidad y bonificaciones

Al igual que la mayoría de los juegos de casino, en las tragamonedas se comienzan haciendo apuestas. Si estás jugando en un casino en vivo, necesitarás depositar dinero o una tarjeta. Para las tragamonedas en línea, necesitarás depositar dinero en tu cuenta. Si bien en la mayoría de los establecimientos varían los métodos de depósito, la mayoría de los casinos en línea acepta tarjetas de crédito, tarjetas de débito, monederos electrónicos y transferencias bancarias. 

Una vez que hayas hecho tu apuesta, es hora de girar. Al presionar el botón para girar los carretes se envía una señal al generador de números aleatorios de la máquina. Esto da como resultado una combinación aleatoria de números que se envía a los carretes. Los carretes se detienen solos después de algunos segundos. Algunas tragamonedas tienen un botón “skill top” que les permite a los jugadores detener manualmente los carretes.

Con las tragamonedas hay varias formas de ganar. Obtener los mismos símbolos en toda la línea de pago resulta en una victoria. Algunos juegos también permiten victorias con combinaciones especiales de símbolos. Estas combinaciones pueden encontrarse en la tabla de pagos del juego, la cual debería estar disponible en forma de lista al frente de la máquina.

Las bonificaciones y los giros gratis son comunes en las tragamonedas de casino. Estas recompensas actúan como incentivos para que las personas jueguen. Aunque las rondas de bonificación y los giros gratis funcionan de la misma manera como juego normal, pueden generar grandes pagos y la posibilidad de lograr el jackpot. Algunas máquinas tragamonedas también tienen “mini juegos” que son tragamonedas rápidas y sencillas donde los jugadores tienen probabilidades adicionales de ganar.

Apuestas en las tragamonedas

Es ampliamente conocido que los apostadores que hacen grandes apuestas obtienen grandes ganancias. Esto es gracias a que los casinos establecen altos porcentajes de pago en las tragamonedas que requieren monedas de mayores denominaciones. 

A veces las tragamonedas tienen pagos altos desproporcionales cuando apuestas más. Por ejemplo, si estás en la tabla de pagos de una tragamonedas de tres carretes, quizás observes que el jackpot principal paga 500 monedas al apostar una moneda, 1.000 monedas si se apuestan dos monedas, pero salta a 2.000 monedas si se apuestan tres monedas. Esto muestra que en general, hacer grandes apuestas puede llevar a mejores porcentajes de pago. No obstante, también es un mayor riesgo.

Si eres nuevo en las tragamonedas, hay algunos términos básicos que debes saber sobre apuestas. Estos incluyen:

  • Hit (premio) – Un término usado para describir un giro ganador.
  • Jackpot – Esta es la cantidad máxima que un jugador puede ganar.
  • Apuesta máxima – La apuesta máxima es la cantidad de monedas que un jugador puede apostar en un giro sencillo.
  • Multi-línea – Cuando un jugador apuesta en múltiples líneas de pago para aumentar sus probabilidades de ganar.
  • Símbolo wild – Estos símbolos pueden reemplazar a otros símbolos para crear combinaciones ganadoras. 
  • Zigzag – Un zigzag describe líneas de pago creadas en tragamonedas multi-línea.

Porcentajes de pago

La máquina tragamonedas promedio está programada para pagar entre el 82 y el 98 por ciento en ganancias. Esto se conoce como retorno al jugador (RTP) o “porcentaje de pago en teoría”. Esto significa que si una tragamonedas cuesta $1 dólar por giro y tiene un RTP del 97%, les devuelve a los jugadores un promedio de $970.000 dólares a sus jugadores que hayan insertado un total de $1.000.000 de dólares durante ese periodo de tiempo.

A menudo, los casinos en línea les ofrecen a los jugadores mejores porcentajes de pago que los casinos físicos. Esto se debe a que tiene menores gastos generales y por el hecho de que un número ilimitado de jugadores pueden jugar el mismo juego al mismo tiempo. A los casinos la ley les exige cumplir con un porcentaje de pago mínimo. En Estados Unidos puede variar por estado, pero la mayoría de estados tienen un porcentaje de pago que es del 80% o superior.

Al comparar los porcentajes de pago, tal vez encuentres los términos “suelto”  y “apretado”. Una máquina tragamonedas suelta (loose) paga con más frecuencia y tiene un mayor porcentaje de pago. Una máquina apretada (tight) paga con menos frecuencia y tiene un RTP menor. Ya sea en línea o en el casino, te recomendamos jugar con las máquinas sueltas.

Estrategias para las tragamonedas

Hay innumerables estrategias con las tragamonedas en la web pero muchas de ellas en realidad no funcionan. Lo que hace que estas estrategias no tengan sentido es la ventaja de la casa. Las tragamonedas están diseñadas específicamente para regresar menos dinero del que reciben. Eso significa que no importa lo que hagas para tener ventaja, no puedes ganarle al sistema. 

Sin embargo, eso no significa que no existan estrategias para las tragamonedas. Hay algunas estrategias que pueden ayudarte a aumentar tus posibilidades de ganar y de ahorrar dinero con el tiempo.

Algunas de las estrategias usadas en las tragamonedas incluyen:

Anti-Martingala

Conocida también como “martingala a la inversa”, este sistema de apuestas requiere que el jugador reduzca sus apuestas después de una pérdida y las aumente después de ganar. Esto ayuda a minimizar la presencia de malas rachas y aprovecha las buenas rachas. Desafortunadamente, esta estrategia no se basa exactamente en la lógica ya que cada giro es independiente y no afecta los giros anteriores o futuros.

El sistema escalera

El sistema escalera es una estrategia sencilla en la que el jugador aumenta sus apuestas cuando gana y las reduce cuando pierde. Este sistema de apuestas está diseñado para aprovechar las rachas. Por supuesto, no hay “verdaderas” rachas en el juego de tragamonedas, por lo que tu racha puede terminar tan rápido como empezó.

Método zigzag

El método zigzag requiere que los jugadores estén muy atentos a los otros jugadores alrededor. Al observar las máquinas de los demás jugadores, puedes hacerte una idea de cuáles son los patrones de carretes más comunes y cuáles no han dado victorias recientemente. La alineación en forma de diamante es la alineación más deseada en este método. Buscar patrones no siempre es factible, en especial con tragamonedas en línea, aun así algunos jugadores tienen éxito con este método. 

Jugar y cambiar

Esta siguiente estrategia de tragamonedas no te permite jugar en una sola máquina durante más de cinco minutos antes de cambiarte a la siguiente. Por ejemplo, si tienes $100 dólares para gastar en tragamonedas, tendrías que hacer una apuesta de $20 en cada máquina. Aunque no hay ninguna estrategia real detrás de este método, te permite conocer diferentes máquinas. 

Maneja tu bankroll

Aprender las mejores maneras para manejar tu dinero es importante cuando juegas juegos de casino que son rápidos como las tragamonedas. Manejar tu bankroll no requiere de matemática compleja. En cambio, los jugadores de tragamonedas deben enfocarse en mantener un registro de sus ganancias y pérdidas. Esto puede hacerse fácilmente con una tarjeta club. Si estás jugando en línea y no quieres una tarjeta club, también puedes mantener un registro mirando simplemente la cantidad de dinero en la máquina.

Antes de depositar tu dinero en tu cuenta, considera cuánto dinero estás dispuesto a perder. Después, divide ese número en la cantidad de horas que te gustaría pasar apostando. Por ejemplo, si vas a las tragamonedas con $500 dólares y no quieres perder más de $50 por hora, quizás quieras tomar un descanso cuando llegues a los $50 dólares en pérdidas en cualquier hora. Una vez que empiece la siguiente hora, puedes comenzar de nuevo.

Sé consciente de cuándo debes irte. Aunque esto es una elección personal, puede ser inteligente establecer un límite de victorias al comienzo. Por supuesto, esto depende de la cantidad con la que empieces. Por ejemplo, si empiezas con $500 dólares y duplicas tu dinero, tal vez quieras dejar de jugar en ese momento para disfrutar de tus ganancias. Si bien puede ser difícil apegarse a los límites cuando se está apostando, tenerlos puede evitar grandes pérdidas a largo plazo. 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Para acceder a esta página, debes confirmar que eres mayor de 18 años.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.