SPA

Síntomas de problemas con el juego

Tú o alguien que conoces tiene problemas con el juego? En realidad esto es más común de lo que piensas. Al igual que las drogas y el alcohol, las apuestas pueden reconfigurar los circuitos neuronales en el cerebro que afectan todo desde el control de impulsos hasta la toma de decisiones. A medida que juegas más juegos y ganas, el sistema de recompensa del cerebro se estimula, generando adicciones en algunos casos. La ludopatía es una enfermedad seria que puede tener efectos perjudiciales en cada aspecto de tu vida. Algunos de los síntomas más comunes cuando se tienen problemas con el juego incluyen:

Sentirse preocupado

Cuando alguien tiene una adicción al juego, esta tiene un gran impacto en la manera de pensar y sentir de esa persona. Con la adicción al juego, una persona puede sentirse preocupada por pensamientos sobre juegos, estrategias y ganancias. La persona también puede estar planeando constantemente nuevas formas para conseguir más dinero para las apuestas. En algunos casos, estos sentimientos a menudo pueden ser abrumadores y afectan el bienestar de la persona. 

Apostar para escapar de los problemas

La raíz de la adicción con frecuencia se asocia con un evento desencadenante. Algunas personas apuestan para alejarse de malas relaciones o del trabajo. Otros juegan para aliviar sentimientos de culpa, ansiedad, depresión o impotencia. La ludopatía también puede presentarse después de un evento traumático, como la muerte de un familiar o por una enfermedad o lesión seria. 

Mentirle a los demás

A medida que el juego pasa de un pasatiempo divertido a una adicción seria, los afectados pueden usar mentiras para cubrir sus rastros. Muchas personas que sufren de una adicción al juego pueden sentirse culpables o avergonzados de su comportamiento y mienten intentando ocultar sus actividades a sus familiares y amigos.

Siempre apostar más dinero

Las personas que tienen problemas con el juego a menudo tienen problemas para retirarse. Ya sea en tragamonedas o en juegos de mesa como blackjack o ruleta, estas personas sienten que tienen que apostar más dinero continuamente para experimentar una victoria. Por desgracia, entre más apuestan, más rápido pierden. 

Incapacidad para detenerse

Los apostadores compulsivos a menudo saben que lo que están haciendo está mal y tienen sensaciones de malestar por su comportamiento. Sin embargo, al igual que cualquier otra adicción, detenerse puede ser casi imposible. Las personas que tienen problemas con el juego casi siempre crean excusas sobre por qué “tienen” que apostar. Incluso pueden intentar dejar las apuestas o reducirlas, pero tienen poco éxito. 

Recuperar las pérdidas constantemente

Las pérdidas son algo inevitable en las apuestas de casino. La casa siempre tiene la ventaja y sin importar las estrategias que utilices, es posible que pierdas más apostando de lo que ganarás. Las personas con adicciones al juego siempre están intentando recuperar el dinero que han perdido, casi siempre esto termina con más pérdidas. Cuando los apostadores siguen “persiguiendo” sus pérdidas, pueden terminar con una gran deuda. 

Recurrir al robo/fraude

Cuando el dinero se acaba debido a una adicción con el juego, estos jugadores a menudo buscan nuevas formas para conseguir dinero. A veces, recurren al robo o al fraude para obtener el dinero que necesitan para seguir jugando. En casos serios, una persona podría robarles a sus amigos o familiares, robar un banco o negocio, o robar artículos para venderlos. Esto puede convertirse en un círculo vicioso de robo, fraude y decepción que continúa por muchos años o hasta que la ley interviene.

Prestar dinero

Prestar dinero es una forma común que usan los apostadores compulsivos para conseguir el dinero que necesitan para seguir jugando. Pueden pedirle dinero prestado a sus amigos, familiares o a las compañías de tarjetas de crédito. Muchas veces, no revelan la razón real por la que necesitan el dinero y en cambio crean una razón falsa, como una ayuda para el alquiler o para pagar las facturas. Si el problema con las apuestas continúa, la persona se quedará sin recursos para pagar sus deudas.

Poner en peligro otras oportunidades

A pesar de lo que algunos piensan, una adicción al juego no solo afecta las finanzas de una persona. También puede tener un impacto en otros sectores de su vida de forma negativa. Cuando una persona convierte a las apuestas en su prioridad principal, otras cosas ya no parecen ser tan importantes. Podrían perder relaciones personales, sufrir en su trabajo o tener un mal desempeño en la escuela. También pueden dejar de lado buenas oportunidades educativas, profesionales o de viaje. 

Tener una obsesión

A veces las apuestas sobrepasan el punto de la diversión y emoción y se convierten en una obsesión. Cuando esto sucede, la persona no puede dejar de pensar en el juego y siempre anhela la próxima vez que pueda jugar. Casi siempre orientan cualquier conversación hacia el juego y pueden usar todo su tiempo libre investigando información sobre casinos y estrategias. 

Obtener ayuda con la ludopatía

El paso más importante para superar los problemas con el juego es darse cuenta de que tienes un problema. La autoayuda puede lograrse encontrando una salida a las actividades relacionadas con el juego, fortaleciendo tu sistema de apoyo y uniéndote a un grupo de apoyo. Cuando los métodos de autoayuda no funcionan, siempre tienes la opciones de hablar con tu médico sobre diferentes opciones de tratamiento como un tratamiento hospitalario o un programa de rehabilitación, o una terapia cognitivo-conductual.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.