SPA

Sistema de apuesta Hollandish

Al igual que la mayoría de los modernos juegos de casino, la ruleta es un juego de azar. Si bien se requiere cierto nivel de habilidad para manejar tu bankroll, la suerte es el factor principal. Sin embargo, esto no ha evitado que los apostadores desarrollen sistemas de apuestas diseñados esencialmente para “ganarle” al sistema. El sistema de apuesta Hollandish es uno de esos métodos creados para generar ganancias. Aunque el Hollandish no garantiza resultados, muchos jugadores creen que es muy efectivo.

Cuál es el sistema de apuesta Hollandish?

Al igual que la Martingala, el Labouchere, el D’Alembert y el Fibonacci, el sistema de apuesta Hollandish es un sistema progresivo negativo. Sin embargo, a diferencia de los otros sistemas de apuesta, el Hollandish no depende de los resultados de la apuesta anterior. En cambio, este sencillo sistema de ruleta divide los giros en grupos de tres y cambia el monto de la apuesta después de cada grupo de tres giros. Se cree que esto convierte al sistema de apuesta Hollandish en un método menos arriesgado.

Lo que diferencia al Hollandish de otros populares sistemas de apuesta es que es mucho menos agresivo. En vez de aumentar tus apuestas después de una pérdida como lo harías con la Martingala, cambias tú apuesta después de tres giros, lo cual ayuda a nivelar el perfil de la apuesta. Por ejemplo, haces una apuesta inicial de 1 unidad. Luego apostarías 1 un total de tres veces. Si ganas dos de tres veces en esa sesión, repites el monto inicial de la apuesta durante tu siguiente sesión. Sin embargo, si solamente ganas 1 o pierdes todas las 3 veces, aumentas tu apuesta hasta 3 unidades en un intento para recuperar tus pérdidas.

Sistema de apuesta Hollandish: Paso a paso

Para comenzar con el sistema de apuesta Hollandish, debes decidir la apuesta con la que te gustaría comenzar. Luego debes comprometerte y apostar esta cantidad durante tres rondas consecutivas, ya sea que ganes o pierdas. Si el resultado de las tres apuestas es una ganancia neta, habrás ganado y la secuencia termina ahí. 

El sistema de apuesta Hollandish sigue una progresión simple en la que la apuesta se aumenta de a dos. Por ejemplo, si comienzas con una apuesta de $/£/€1, la secuencia sería 1, 3, 5, 7, 9, 11. Si comenzaste con una apuesta de $/£/€2, tu progresión sería: 2, 6, 10, 14, 18, 22. En esta progresión, el jugador aumentó la apuesta por cuatro cada vez. 

A diferencia de otros sistemas de apuestas, cuando ganas usando el Hollandish comienzas con la misma apuesta. Por ejemplo, si ganas tu primera secuencia apostando $/£/€1, comenzarías a apostar $/£/€1 de nuevo durante la siguiente secuencia. Solamente aumentas tu apuesta al siguiente número en la progresión si ganas únicamente una o ninguna de las apuestas en la secuencia. 

Luego puedes comenzar un nuevo juego eligiendo una apuesta inicial que después debería jugarse tres rondas. 

Aquí hay un ejemplo:

Tienes un balance inicial de $/£/€10.
Haces una apuesta inicial de $/£/€1 y pierdes, quedando tu cantidad total en $/£/€9.
De nuevo apuestas $/£/€1 y ganas, recuperando tu balance inicial de $/£/€10.
Apuestas $/£/€1 una tercera y última vez y ganas, quedando con un balance de $/£/€11.

En este ejemplo, tuviste una ganancia neta de $/£/€1 lo que significa que fue una sesión ganadora. Ahora tienes un balance total de $/£/€11 que puede usarse para tu siguiente secuencia. Digamos que pierdes todas las tres rondas en la siguiente secuencia.

Tienes un balance inicial de $/£/€11.
Haces una apuesta inicial de $/£/€1 y pierdes, quedando con una cantidad total de $/£/€10.
De nuevo apuestas $/£/€1 y pierdes, quedando tu balance total en $/£/€9.
Apuestas $/£/€1 una tercera y última vez y pierdes, quedando con un balance de $/£/€8.

En este ejemplo, tuviste una pérdida neta de $/£/€3. Para recuperar la cantidad que perdiste y aun así tener ganancias, necesitarás aumentar tu apuesta en dos unidades en la siguiente secuencia. Al igual que en las rondas anteriores, tienes que apostar esta cantidad tres veces consecutivas.

Tienes un balance inicial de $/£/€8.
Haces una apuesta inicial de $/£/€3 y ganas, dejando tu balance total en $/£/€11.
De nuevo apuesta $/£/€3 y ganas, quedando con un balance total de $/£/€14.
Apuestas $/£/€3 una tercera y última vez y ganas, resultando en un balance total de $/£/€17.

Al final de estas tres secuencias, tendrías una ganancia total neta de $/£/€7. Puedes elegir si quieres retirarte o jugar otra secuencia para intentar tener una mayor ganancia neta. Por supuesto, nuestro ejemplo usó un pequeño balance inicial y una apuesta pequeña. Al aumentar tu balance inicial y la cantidad de tu apuesta, puedes aumentar tus probabilidades de conseguir una mayor ganancia neta. También te arriesgarás a perder más.

Beneficios y limitaciones del Hollandish

Lo que convierte al sistema de apuesta Hollandish en una opción atractiva es que permite que los jugadores que hayan sufrido pérdidas puedan recuperar su dinero y conseguir una ganancia neta. Ya que el jugador está apostando en grupos de tres y la apuesta solamente se aumenta dos unidades en cada secuencia, se necesitan muchas rondas perdidas antes de que la apuesta alcance una cantidad alta. Esto significa que la mayoría de las sesiones de ruleta que usan el sistema de apuesta Hollandish terminan con una ganancia neta.

El Hollandish es menos agresivo y menos arriesgado. Sin embargo, ya que hay un menor riesgo, las pérdidas no se recuperan tan fácilmente en comparación con la Martingala. Uno de los riesgos más grandes que conlleva el uso de este sistema de apuesta es la probabilidad de perder muchas rondas. Cuando esto sucede, básicamente estarás apostando grandes cantidades y terminarás con pocas o cero ganancias. Si tu presupuesto es limitado desde el comienzo, podrías gastar tu bankroll antes de conseguir alguna ganancia neta.

Para reducir el riesgo de pérdida de todos tus fondos, es importante entrar al juego con un límite de ganancias y pérdidas. Quizás te parezca tentador cambiar de estrategia a mitad del juego, pero apégate al sistema y a tu límite de ganancias/pérdidas. No hay un momento oportuno o inoportuno para retirarse. Esto es una preferencia personal que depende de tu bankroll y de la cantidad de riesgo que desees tomar. Sin embargo, el Hollandish es un sistema bastante lento, por lo que tendrás mucho tiempo para pensar si quieres o no quieres seguir jugando. 

Estrategia Hollandish y tu bankroll

Aprender cómo manejar tu bankroll es esencial para perfeccionar el sistema de apuesta Hollandish. Una de las reglas más importantes que debes seguir es apostar únicamente dinero que realmente puedes permitirte perder. También es bueno que establezcas un límite de pérdidas. Esta es la cantidad que estás dispuesto a perder antes de que decidas retirarte del juego. Por ejemplo, si comienzas a jugar ruleta con $/£/€500, quizás decidas retirarte si pierdes $/£/€300. 

También debes tener un límite de ganancias en mente. Esta es la cantidad que esperas alcanzar y si la alcanzas, deberías dejar de jugar. Esto te permite retirarte con más dinero del que comenzaste. Si sigues jugando después de alcanzar tu límite de ganancias, podrías terminar perdiendo más dinero. Seguir estos consejos de manejo del bankroll necesariamente no te ayudarán a ganar, pero pueden ayudarte a prevenir mayores pérdidas. 

Usar el sistema de apuesta Hollandish

Es importante entender que no existe una estrategia que te de una verdadera ventaja sobre la casa. Sin embargo, el sistema de apuesta Hollandish puede ayudarte a manejar mejor tus sesiones de ruleta y posiblemente a conseguir una ganancia neta. No obstante, tienes que estar preparado para el ritmo lento de la estrategia y para posibles rachas perdedoras

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Para acceder a esta página, debes confirmar que eres mayor de 18 años.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.