SPA

Estrategias en la ruleta

La ruleta es uno de los juegos de casino más divertidos y emocionantes, pero también ofrece las peores probabilidades a los jugadores. Sin embargo, hay algunas estrategias en la ruleta que pueden mejorar tus posibilidades un poco. Es importante recordar que ninguna estrategia puede garantizar resultados. Sin duda no conseguirás ganancias constantes usando estrategias en la ruleta. Esto se debe a que, estadísticamente, el casino siempre tiene la ventaja. No obstante, las siguientes estrategias te ayudarán a convertirte en un jugador más efectivo. También te garantizarán una oportunidad razonable de ganar algo de dinero mientras te diviertes.

Apuestas no progresivas

Los sistemas no progresivos no requieren que aumentes tu apuesta después de una ronda. En cambio, te permiten jugar tu apuesta como desees, o no te permiten cambiarla del todo. 

Un ejemplo de este método es la estrategia de apuesta constante que requiere que hagas la misma apuesta siempre sin ninguna variación en la cantidad que apuestes o en el número que apuestes. Entonces, esto significa que puedes apostar $1 dólar o el número “0” durante toda la sesión.

Es una buena manera de jugar el juego durante una cantidad decente de tiempo, manteniendo a la vez una oportunidad razonable de ganar algo de dinero.

Otro método es la estrategia de proporción constante, la cual es básicamente igual al método anterior. La diferencia es que en vez de un número absoluto, el tamaño de tu apuesta será el mismo porcentaje de tu presupuesto. 

La ventaja de esta estrategia es que tus apuestas aumentan a medida que ganas, de ese modo tienes una mejor posibilidad de ganar más. Por otro lado, si pierdes, tus apuestas también crecerán poco, por lo que podrás pasar más tiempo en la mesa.

Una estrategia de apuesta más agresiva es la estrategia todo en uno, la cual podría considerarse como la opción nuclear. En esencia, consiste en apostar todo tu presupuesto todo el tiempo – eso si tienes suficiente suerte como para conseguir más de un giro.

Otro popular sistema de apuesta no progresivo se llama la estrategia James Bond, la cual fue ideada por Ian Fleming en su libro “Casino Royale”. El sistema, en esencia, requiere apostar la misma cantidad cada ronda, pero haciendo tus apuestas prácticamente en la mitad de la mesa para aumentar tus posibilidades de ganar. 

Estrategias de apuestas progresivas

Las estrategias de apuestas progresivas pueden clasificarse en tres categorías, concretamente la progresión positiva, la progresión negativa o inversa, y la progresión simple. 

Un sistema de apuesta progresivo positivo es la Martingala inversa, conocida también como Paroli. Es bastante efectivo porque te da una posibilidad razonable de ganar mucho, pero también garantiza que el ritmo del juego sea lo suficientemente lento para que puedas divertirte jugando durante un tiempo.

La popular estrategia Martingala, la cual es un sistema regresivo, dice que básicamente deberías aumentar tu apuesta cada vez que pierdas. La idea es recuperar tus pérdidas, pero, estadísticamente, es un método mucho más agresivo con una mayor posibilidad de perder tu dinero rápidamente. 

La Martingala inversa, por otro lado, requiere que hagas grandes apuestas sólo cuando ganes. La idea es apostar toda la cantidad que ganes. Si pierdes, sigues apostando la misma cantidad pequeña con la que empezaste. 

Otro sistema es la estrategia progresiva fraccionaria, la cual es similar a la Martingala inversa, excepto que es ideal para jugadores que no quieran arriesgar todo el dinero que hayan ganado. 

Con este método, en vez de apostar toda la cantidad que ganaste, solamente apuestas una parte de ella. Por supuesto, depende de ti decidir el porcentaje.

El sistema D’Alembert, por otro lado, es un sistema progresivo simple que es idóneo para apuestas internas. Si bien no ganarás con mucha frecuencia, cuando ganes, tienes una buena posibilidad de no sólo recuperar tus pérdidas sino también de ganar algo extra. 

Otros métodos progresivos para apostar incluyen la estrategia Fibonacci, la cual utiliza la famosa serie de números como sistema de apuesta, la estrategia de apuesta 1-3-2-6, la cual requiere apostar 1 unidad, luego 3 unidades, luego 2 unidades y luego 6 unidades, pero sólo avanzas al siguiente número en la secuencia si ganas. 

La estrategia Labouchere es un sistema regresivo con un cambio. Primero, está diseñado para apuestas a oportunidades iguales, como números negros o rojos. La idea es que decidas cuánto quieres ganar, luego divides esa cifra en una secuencia de números. Después sumas el primer y el último número, y esa es tu apuesta. Si ganas, borras esos dos números de la secuencia y sumas el primer y el último número  que sigan en la secuencia 

Si pierdes, conservas los números iniciales y sumas la cantidad que perdiste a la izquierda y comienzas de nuevo. Al principio puede ser difícil, pero la ventaja es que si pierdes el mismo número de veces que ganaste, aun así podrás irte con algunas ganancias. 

Otro sistema de apuesta regresivo es el sistema Hollandish, el cual requiere que aumentes tu apuesta cada vez que pierdas. La cantidad que aumentes será el doble de la apuesta inicial. Entonces, si apostaste $2 dólares, tu siguiente apuesta sería $6 dólares, luego $10 dólares, luego $14 dólares y así sucesivamente. Sin embargo, puede complicarse un poco ya que requiere apuestas en series de tres. 

Conclusión

Estas son algunas de las estrategias de ruleta más populares que te ayudarán a disfrutar del juego mientras tienes una posibilidad de tener buenas ganancias. Sin embargo, es importante recordar que no puede garantizarse el funcionamiento de ninguna estrategia de ruleta porque es uno de esos juegos en los que los jugadores pierden dinero a largo plazo. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Para acceder a esta página, debes confirmar que eres mayor de 18 años.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.