SPA

Historia de los casinos en línea

Las apuestas se remontan a la antigua edad de piedra cuando los humanos prehistóricos deambulaban por la tierra. La introducción de las apuestas en línea es mucho más moderna. De hecho, el primer casino en línea fue establecido hasta 1996, apenas seis años después de que el informático Tim Berners-Lee inventase la World Wide Web. Desde entonces, el mercado de las apuestas en línea ha crecido sustancialmente año tras año y se espera que alcance los $73.45 billones a nivel global para el 2024, de acuerdo a Hexa Research.

Los primeros casinos en línea

Los casinos en línea se remontan a 1994 cuando Antigua y Barbuda aprobó la Ley para la Zona de Libre Comercio y Procesamiento que les permitió a las organizaciones solicitar licencias para casinos en línea. Sólo dos años después, se lanzó el primer casino en línea de la web. InterCasino fue el primer casino en aceptar dinero real para apuestas en línea. Durante más de 20 años, InterCasino ha pagado más de $3 billones en ganancias. El casino en línea original utilizaba CryptoLogic, un proveedor de software para transacciones de dinero, para garantizar transacciones seguras en línea.

En 1996, se formó la Comisión de Apuestas de Kahnawake. La tribu india Mohawk de Canadá era la propietaria y administradora de la autoridad otorgante y la crearon para emitir licencias de juegos y apuestas.  Casi al mismo tiempo, desarrolladores líderes de software para casinos en línea como Microgaming y NetEnt entraban a la industria de las apuestas, lanzando algunos de los juegos más innovadores de su época, incluyendo tragamonedas, jackpots progresivos y una amplia selección de juegos de mesa. Las páginas web de apuestas en internet pasaron de apenas 15 en 1996 a más de 200 en 1997.

No pasó mucho tiempo para que los casinos en línea tuvieran éxito. En 1998, Frost & Sullivan publicó un informe en el que revelaba que las ganancias de apuestas en línea habían superado los $830 millones. Cuando el primer sitio de póker en línea abrió ese mismo año, las apuestas en línea se expandieron aún más. Planet Poker presentó en internet el juego de Texas Hold’em en enero de 1998. Este fue el primer salón de juegos con dinero real para los jugadores de póker en línea y dio como resultado un crecimiento exponencial de los sitios de apuestas de póker en línea.

Innovaciones en las apuestas en línea

Los casinos en línea han experimentado varios acontecimientos importantes durante la era de las apuestas en línea. El auge de casinos y sitios de póker virtuales derivó en la popularidad de las apuestas deportivas. En 1996, InterTops se convirtió en la primera plataforma en ofrecerles a los aficionados al deporte una manera de apostar por sus equipos favoritos. Poco después, corredores de apuestas reconocidos como Ladbrokes y William Hill siguieron su ejemplo, abriendo sus propios sitios de apuestas en línea. En 1999, se introdujeron los juegos multijugador en línea permitiéndoles a los jugadores apostar y chatear en un entorno interactivo en la web.

Con el tiempo, a las páginas web de apuestas les fue más difícil mantenerse a flote. La Ley de Prohibición de Apuestas en Internet se presentó en 1999 y su objetivo era evitar que las empresas les ofrecieran productos de apuestas en línea a los ciudadanos estadounidenses. Si bien la ley no se aprobó, estableció una pauta para acciones futuras. En el año 2000, el gobierno federal australiano aprobó la Ley de Suspensión de Apuestas Interactivas, la cual estableció que era ilegal que los casinos en línea sin licencia y operativos antes de mayo del 2000 siguieran funcionando. A pesar de las nuevas regulaciones que limitaron las apuestas en línea, los jugadores aumentaron hasta los 8 millones para el 2001 y seguirían aumentando.

En el 2003, hubo una discusión entre el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Asociación Nacional de Radiodifusores que sugería la ilegalización de anuncios de apuestas en línea en los principales medios de comunicación. Sin embargo, Antigua y Barbuda, sede de muchas empresas de apuestas en línea, cuestionó la prohibición y argumentó que el cese de los anuncios de apuestas sería una violación de los acuerdos de libre comercio. El caso fue llevado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), quién le dio la razón a Antigua y Barbuda para evitar una política que suspendiera las apuestas en línea en Estados Unidos.

Apenas unos años después, en 2006, Estados Unidos prohibió todos los servicios de apuestas en línea, lo cual tuvo un impacto perjudicial sobre todos los servicios de apuestas web en ese momento. Con la aprobación de la Ley de Apuestas Ilegales de Internet (o ley UIGEA) en el congreso, se prohibió a las empresas de apuestas aceptar pagos a sabiendas de que están destinados para apuestas en línea basándose en las normas y regulaciones publicadas en las leyes federales o estatales. En un intento por detener las apuestas en línea en Estados Unidos, algunos estados tomaron medidas directas contra los sitios de apuestas. Kentucky incluso intentó confiscar 141 dominios de páginas de apuestas, incluyendo dominios como poker.com y pokerstars.com. 

Postura actual sobre las apuestas en línea

Si bien las apuestas en Estados Unidos se paralizaron en 2006, en otros lugares la popularidad de los casinos en línea siguió en aumento. En 2010, la industria de las apuestas en línea en toda Europa aumentó con los operadores, alcanzando nuevos acuerdos con empresas de procesamiento de pagos para garantizar transacciones seguras en línea. Apple aprovechó la demanda y comenzó a ofrecer juegos móviles en productos como el iPad y el iPhone en 2011. En Estados Unidos, sólo un número selecto de estados legalizó las apuestas en línea. En 2013, las apuestas en línea entraron en funcionamiento en Delaware, Nevada y Nueva Jersey. 

Los cambios y éxitos de las apuestas en línea han continuado durante los últimos años. En 2015, Microgaming celebró la victoria de su jackpot progresivo más grande con más de £13.2 millones de libras. En 2016, la empresa desarrolladora de software también lanzó juegos en realidad virtual que utilizan la tecnología de realidad virtual de Oculus Rift. Debido al rápido avance tecnológico, la apariencia y rendimiento de los modernos casinos en línea sigue mejorando. En 2018, Omnia Casino utilizó una nueva tecnología para lanzar el primer casino web del mundo desarrollado completamente con inteligencia artificial. 

No se puede negar que las apuestas en línea han tenido una historia larga e interesante. Hoy en día, hay miles de páginas de apuestas que atraen jugadores interesados en tragamonedas, juegos de mesa, jackpots, apuestas deportivas y juegos con crupier en vivo. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Para acceder a esta página, debes confirmar que eres mayor de 18 años.

Casinos más populares
Más casinos

Preferencias de país e idioma

  1. Elige tu idioma

  2. Elige tu país
    Solo mostramos casinos que aceptan jugadores de su país.